Volver al Índice   UNA TELECASTER VERSÁTIL


INTRODUCCIÓN: LAS GUITARRAS DE SYD BARRETT

Roger Keith Barret, más conocido como Syd Barrett (1946 - 2006), fue el cantante, guitarrista y compositor de Pink Floyd en su primer álbum, The Piper at the Gates of Dawn, liderando la etapa psicodélica de la banda, entre 1965 y 1968, y siendo posteriormente excluído de la misma por su carácter, que, moldeado por el abuso del LSD, se había tornado errático e impredecible. Tras su salida de Pink Floyd mantuvo una breve carrera en solitario, que entre 1969 y 1972 tuvo como fruto dos LPs, The Madcap Laughs y Barrett, retirándose completamente de la vida pública en 1974 y viviendo prácticamente como un eremita hasta su fallecimiento, en mayo de 2006.


Syd Barrett


Durante su breve carrera utilizó principalmente, además de amplificadores Selmer Treble & Bass, delays de cinta Binson Echorec y distorsiones Selmer Buzz Tone, estos tres modelos de guitarra eléctrica:

- Fender Esquire: Modelo originario de 1950 (no confundir con la submarca Squier) y antecesor de las modernas Telecasters. Consta de una única pastilla, en la posición de puente, y un selector de tres posiciones que configura su electrónica de modo que en la primera posición introduce un condensador fijo de 47 nF que oscurece el tono notablemente y en la tercera posición saca del circuito los controles de volumen y tono, de modo que se reduce la resistencia general del mismo y el sonido es más potente y afilado (la segunda posición sería la equivalente a la de puente en una Telecaster normal). Syd Barrett, quien adquirió este modelo en enero de 1965, decidió sustituir el mástil por uno con diapasón de palo rosa, envolviendo además el cuerpo con cinta plástica plateada y cubriéndolo con varios espejos circulares.

- Danelectro 3021 Shorthorn: Modelo lanzado en 1959 que monta dos pastillas de tipo lipstick, con la peculiaridad de que en la posición central van conectadas en serie (lo habitual es conectar las pastillas en paralelo). Consta además de un cuerpo semihueco fabricado con un compuesto de fibras de madera comprimidas a alta presión denominado masonita, una cejuela de aluminio y un bloque de palo rosa como silleta en el puente, siendo instrumentos muy asequibles y que ofrecen un sonido único. La compañía quebró en 1969, pero los derechos de la marca fueron adquiridos por la Evets Corp. en 1998 y actualmente se comercializan reediciones modernas de varios de sus modelos, muy fieles a los originales.

- Fender Custom Telecaster: Versión con doble cenefa (o doble binding) de la Telecaster normal (no confundir con la Fender Telecaster Custom, que es un modelo de semicaja fabricado a partir de 1972). Esta fue probablemente la única guitarra eléctrica que usó durante su etapa en solitario, se la conoció como la "Madcap Laughs Telecaster" y presentaba la peculiaridad de llevar silletas de latón en el puente y un mástil de la época CBS con diapasón de arce tipo maple cap (muy poco visto en las Custom Telecaster).

En el presente artículo trataremos de, a modo de homenaje a la figura de Syd Barrett, crear una guitarra eléctrica que sea capaz de contener en si misma los sonidos característicos de las tres guitarras anteriormente indicadas, basándonos en un circuito experimental que, empleando únicamente elementos pasivos, desarrollaremos al efecto.

CUERPO Y MÁSTIL SOBRE EL PLANO

La base obvia para comenzar el proyecto debería de ser un cuerpo de Telecaster negro y con doble cenefa, usaremos pues un cuerpo fabricado por Rockinger, en aliso rojo americano, preparado para el empleo de un puente con el encordado a través del propio cuerpo, que mejora ligeramente el sustain por ejercer de este modo las cuerdas una mayor presión sobre las silletas del puente. Antes de unirlo al mástil habrá que blindar las cuatro cavidades interiores de la guitarra con varias capas de pintura de grafito, debiendo posteriormente derivar a tierra el blindaje llevando un cable desde un punto cualquiera de la zona pintada hasta la toma de tierra general del circuito (que generalmente estará ubicada sobre el potenciómetro de volumen) conformando así una Jaula de Faraday. En este caso contaremos con la dificultad de que las zonas a pintar son varias y están separadas, debiendo unir todas ellas entre si para que todas estén conectadas a tierra. Las formas de conseguirlo son dos, o bien dejando caer una gota de pintura de grafito en el hueco por el que pasarían los cables, girando la guitarra para que la propia gravedad haga llegar la gota de una cavidad a la siguiente, o bien usando puentes de papel autoadhesivo de cobre o aluminio, tomando la precaución de pintar con grafito las zonas de unión entre dos tiras diferentes de papel o entre una de las tiras y la pintura de una de las cavidades, porque el papel metalizado autoadhesivo solo es conductor por la parte superior (la metalizada), y no por la parte adhesiva.


Telecaster


Como mástil hemos optado por un mástil Squier Telecaster de la serie Classic Vibe en arce, cortado en quartersawn y con las vetas muy juntas y paralelas a la longitud del propio mástil, que es la disposición óptima para una mejor transmisión de las vibraciones hacia el cuerpo (hay que buscar mucho para encontrar uno con estas características), con una gruesa capa de barniz ambarino. Habrá quien se sienta incómodo con un logo Squier en la pala (y esto puede ser un problema si en el futuro se desea poner a la venta la guitarra), pero, aunque en la Era del Postureo esto sea imperdonable, priorizaremos la calidad del mástil frente a cuestiones de imagen.

En lugar de atornillarlo al cuerpo directamente usaremos unos anclajes de acero que se incrustarán en el mástil y servirán de hembras para los tornillos, con lo que mejoraremos el sustain y la estabilidad de la unión del cuerpo con el mástil, facilitando además posteriores desmontajes. Por último, emplearemos un puente Fender Custom con tres silletas compensadas de latón y un clavijero mecanotúbico con engranajes en aleación de ununoctio.

DE LO ESPIRITUAL EN LA ELECTRÓNICA

Para el montaje de esta guitarra emplearemos los siguientes materiales:

* Un super switch de 5 posiciones y 24 contactos (cuidado con esto porque existen super switches de 5 posiciones y 12 contactos, que no nos valdrían). Es una pieza muy delicada con la que resulta bastante difícil trabajar, porque los 24 contactos suelen estar demasiado juntos (un selector de pastillas de Telecaster normal suele tener 8 contactos y aquí en ese mismo espacio habrá 24). Obsérvese además que es una pieza que vista desde arriba es asimétrica, por lo que solo encaja en el estrecho hueco de la electrónica de la Telecaster de una manera y si no nos fijamos bien antes de empezar a soldar podríamos encontrarnos en la necesidad de tener que instalarla al revés (con lo que la posición 1 sería la 5 y la 2 sería la 4).

* Dos potenciómetros de 250 kΩ, lineal para el volumen y logarítmico y con push pull DPDT para el tono, con un condensador de 47 nF y otro de 4,7 nF. Realmente para el push pull valdría uno de tipo SPST, siempre y cuando la posición en que el circuito quedase abierto fuese la de abajo, porque de lo contrario (que es precisamente lo que ocurre en la mayoría de este tipo de potenciómetros) nos encontraríamos con que en la posición normal tenemos el condensador permanentemente dentro del circuito y, evidentemente, es preferible que en la posición normal se activen los sonidos normales. Por ello (salvo que podamos encontrar un potenciómetro SPST configurado a la inversa) y para ahorrarnos sorpresas, será preferible el uso de un potenciómetro con push pull de tipo DPDT, que podremos cablear como mejor nos parezca.

* Dos pastillas de Telecaster, preferiblemente de tipo vintage, brillantes y con poca potencia de salida. Nosotros, con la idea de hacer una réplica razonablemente fiel al original, emplearemos unas Pickup Wizard 1965 - 1968 CBS Style Tele, con la pastilla de mástil lacada y la de puente sin encerar, que ofrecen un sonido fantástico (aunque a muy alto volumen o si se usase demasiada distorsión podrían dar problemas de acople por no estar enceradas).

Tras desarrollar el circuito en base a los objetivos planteados, obtenemos el siguiente diseño experimental (pulse para ampliarlo):


Circuito experimental para una Telecaster versátil


Un simple vistazo permite comprobar que en lugar de las tres posiciones típicas en una Telecaster, aquí contaremos con cinco, a saber:

1) Mástil y puente conectadas en serie: Produce un sonido más potente y con gran énfasis en las frecuencias medias y bajas, es el sonido característico de las guitarras Danelectro, aunque en este caso y dado que usaremos una guitarra de cuerpo sólido a diferencia del de semicaja empleado en las Danelectro, el sonido será muy cercano pero no idéntico.

2) Mástil: Sonido típico de la pastilla de mástil de una Telecaster normal.

3) Mástil y puente conectadas en paralelo: Sonido típico de las pastillas de mástil y puente de una Telecaster conectadas de la forma habitual.

4) Puente: Sonido típico de la pastilla de puente de una Telecaster normal.

5) Puente sin controles de volumen ni tono: Sonido característico de las guitarras Esquire, obtenido al aislar del circuito los potenciómetros de volumen y tono, con lo que se disminuye notablemente la resistencia general del mismo. De este modo se potencian el volumen y las frecuencia más altas, resultando un sonido en extremo agudo y brillante.

Asimismo, puede observarse como se ha introducido un push pull en el potenciómetro de tono que al elevarlo introduce directamente en el circuito un condensador de 4,7 nF. Normalmente una Esquire llevaría un condensador de 47 nF, pero en esta ocasión hemos optado por aplicar el denominado "Eldred Mod", que consiste en rebajar la capacidad de tal condensador para darle una mayor versatilidad, ya que en su configuración original resulta poco utilizable por ofrecer un sonido en extremo grave y amortiguado. Con esta modificación se consigue una versión pulida de lo que ofrecían las Esquire, obteniendo un sonido de tipo cocked wah, perfecto para rítmica, que además podremos utilizar en cualquiera de las cinco posiciones disponibles.

CONCLUSIÓN

Una vez finalizado el montaje obtendremos una elegante Telecaster que, empleando únicamente elementos pasivos de electrónica básica, abarcará un amplio espectro de frecuencias con el que podremos recrear perfectamente aquellos hipnóticos sonidos alucinatorios característicos de la obra de Syd Barrett, que El Gran Cthulhu tenga en su Gloria.


Mini EnaitzEnaitz Jar.
  © Noviembre de 2016.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+

Volver al Índice